Código Civil- Divorcio

Por: Ayuda Legal Puerto Rico
Contenido
Código Civil- Divorcio Más información sobre divorcio Si busca representación legal

CAPITULO 35 -DISOLUCION DEL MATRIMONIO (Divorcio)

 

Art. 95. Matrimonio, cuándo se disuelve. (31 L.P.R.A. sec. 301)


El vínculo del matrimonio se disuelve en los siguientes casos: 

 

(1) Por la muerte del marido o de la mujer. 

(2) Por el divorcio legalmente obtenido. 

(3) Si el matrimonio se declarase nulo. 

(Código Civil, 1930, art. 95.)

 

PARTE IV. DIVORCIO


CAPITULO 39. CAUSAS DE DIVORCIO


Art. 96. Causas de divorcio. (31 L.P.R.A. sec. 321)

 

Las causas del divorcio son: 

 

(1) Adulterio de cualquiera de los cónyuges. 

 

(2) La condena de reclusión de uno de los cónyuges por delito grave, excepto cuando dicho cónyuge se acoja a los beneficios de sentencia suspendida. 

 

(3) La embriaguez habitual o el uso continuo y excesivo de opio, morfina o cualquier otro narcótico. 

 

(4) El trato cruel o las injurias graves. 

 

(5) El abandono de la mujer por su marido o del marido por su mujer, por un término mayor de un (1) año.

 

(6) La impotencia absoluta perpetua e incurable sobrevenida después del matrimonio. 

 

(7) El conato del marido o de la mujer para corromper a sus hijos o prostituir a sus hijas, y la convivencia en su corrupción o prostitución. 

 

(8) La propuesta del marido para prostituir a su mujer.

 

(9) La separación de ambos cónyuges por un período de tiempo sin interrupción de más de dos (2) años. Probado satisfactoriamente la separación por el expresado tiempo de más de dos (2) años, al dictarse sentencia no se considerará a ninguno de los cónyuges inocente ni culpable. 

 

(10) La locura incurable de cualquiera de los cónyuges sobrevenida después del matrimonio, por un período de tiempo de más de 7 años, cuando impida gravemente la convivencia espiritual de los cónyuges, comprobada satisfactoriamente en juicio por el dictamen de 2 peritos médicos; Disponiéndose, que en tales casos la corte nombrará un defensor judicial al cónyuge loco para que lo represente en el juicio. El cónyuge demandante vendrá obligado a proteger y satisfacer las necesidades del cónyuge loco en proporción a su condición y medios de fortuna, mientras sea necesaria para su subsistencia; Disponiéndose, además, que esta obligación en ningún momento ha de ser menos de dos quintas (2/5) partes del ingreso bruto por sueldos o salarios o entradas de cualquier otra clase que tuviere el cónyuge demandante. 

 

(11) La consignación del mutuo consentimiento entre los cónyuges para la disolución del matrimonio; presentada conjuntamente mediante petición ex parte ante el Tribunal de Primera Instancia; o mediante la consignación del acuerdo de consentimiento mutuo en escritura pública.

 

(12)  La consignación de una ruptura irreparable de los nexos de convivencia matrimonial presentada por uno de los cónyuges  ante el Tribunal de Primera Instancia.

 

(Código Civil, 1930, art. 96; Enmendado en el 1933, ley 46; 1937, ley 11; 1938, ley 78; 1942, ley 62; 1971, ley 11; 1976, ley 93; 1979, ley 183; 1990, ley 49; Agosto 18, 2011, Núm. 192, art. 2, añade los incisos (11) y 12), ley 155; 2016, ley 52;2017) 

 

 

CAPITULO 41. PROCEDIMIENTO PARA EL DIVORCIO

 

Art. 97. Procedimiento. (31 L.P.R.A. sec. 331)


El divorcio sólo puede ser concedido mediante juicio en la forma ordinaria y por sentencia dictada por el Tribunal de Primera Instancia, salvo que la disolución del matrimonio sea consignada mediante mutuo consentimiento entre los cónyuges, en cuyo caso, podrá ser formalizada a través de una escritura pública a ser otorgada ante Notario. En ningún caso puede concederse el divorcio por una de las causas dispuestas en los incisos 1 al 10 del Artículo 96 de este Código, cuando la causa en que se funde sea el resultado de un convenio o confabulación entre cónyuges.

 

Ninguna persona podrá obtener el divorcio de acuerdo con este Código, que no haya residido en Puerto Rico un año inmediatamente antes de hacer la demanda, a menos que la causa en que se funde se cometiera en Puerto Rico o cuando uno de los cónyuges residiese aquí.  

 

Cuando la acción de divorcio se funde en el abandono de uno de los cónyuges por su cónyuge, por un término mayor de un año y hubiere hijos menores de edad en el matrimonio que se intenta disolver por dicha acción de divorcio, será deber del tribunal, antes de señalar fecha para la celebración del juicio, si las partes residieren en Puerto Rico, citar a éstas, bajo apercibimiento de desacato, para una vista preliminar o acto de conciliación que presidirá el juez del tribunal en su despacho, y el mismo deberá celebrarse dentro de los diez (10) días siguientes a la citación arriba mencionada; disponiéndose, que si en el acto de conciliación cualquiera de los cónyuges manifestare su firme e irrevocable propósito de no reanudar las relaciones matrimoniales, el juez que lo presida dictará orden al secretario para que incluya el caso en el calendario especial. 

 

Cuando la acción de divorcio se funde en "mutuo consentimiento", y este vaya a concederse a través de la formalización de una escritura pública a ser otorgada ante un Notario, este profesional deberá consignar en dicho documento, que la decisión de solicitar conjuntamente la disolución del vínculo matrimonial es voluntaria y que los peticionarios han llegado a esta, mediando la reflexión, y que a su vez, es libre de toda coacción, estando impedido el Notario de otorgar el divorcio, si a su entender los acuerdos incumplen con las formalidades que debe contener la escritura, de conformidad con la Ley Núm. 75 de 2 de julio de 1987, según enmendada, conocida como "Ley Notarial de Puerto Rico", o con cualesquiera otras disposiciones reglamentarias que sean promulgadas por el Tribunal Supremo, al amparo de la antes mencionada ley o cualquier otra aplicable. 

 

En el caso que los cónyuges que acuerden solicitar la disolución de su vínculo matrimonial ante Notario tengan bienes para liquidar, deberán previo a otorgar la escritura de divorcio, alcanzar un acuerdo para la liquidación de dichos bienes gananciales y/o comunidad de bienes. Dicho acuerdo deberá ser juramentado y deberá consignar que ambas partes fueron debidamente asesoradas por sus respectivos abogados y que es libre de coacción. El Notario consignará en la escritura de divorcio que dicho acuerdo fue alcanzado previamente, que fue libre de coacción y que ambas partes fueron asesoradas por sus respectivos abogados. 

 

En el caso que los cónyuges que acuerden solicitar la disolución de su vínculo matrimonial ante Notario, tuvieran hijos menores de edad, podrán establecer los términos y condiciones sobre los siguientes aspectos, custodia, patria potestad, alimentos, relaciones filiales y hogar seguro, como parte de la estipulación a ser preparada por los representantes legales de las partes, quienes a su vez tendrán la obligación de hacer constar en el escrito, que su cliente fue debidamente informado de los derechos que le asisten, y que en caso de no estar conforme con atender mediante este acto los asuntos relacionados con el o los menores, siempre estará disponible la vía ordinaria en el tribunal. Cualquier documento y/o escrito que incluya y exprese la voluntad de las partes comparecientes sobre la disposición de los bienes gananciales y/o los acuerdos relacionados a los menores será denominado como "Estipulación y Acuerdos sobre Divorcio por Consentimiento Mutuo". Dicho documento formará parte de la escritura de divorcio. Todo caso que incluya incapacitados será de exclusiva competencia del Tribunal de Primera Instancia. En caso de que el divorcio por consentimiento mutuo se efectúe mediante escritura pública, la misma advendrá final y firme con la firma de los comparecientes. 

 

(Código Civil, 1930, art. 97; Enmendado en el 1942, ley 118; Const. Art. 1 sec. 1; Agosto 18, 2011, Núm. 192, art. 2., ley 12; 2014, ley 155; 2016, ley 52; 2017)

 

CAPITULO 43. MEDIDAS PROVISIONALES A QUE PUEDE DAR LUGAR EL JUICIO POR DIVORCIO


Art. 98. Custodia provisional de los hijos. (31 L.P.R.A. sec. 341)

Si hubiese hijos del matrimonio cuyo cuidado provisional pidieran ambos cónyuges, en juicio de divorcio, el Tribunal citará a las partes, bajo apercibimiento de desacato, para una vista urgente y recibirá la prueba testifical y documental que tengan a bien presentar.  Al evaluar el caso, considerará la custodia compartida provisional, siempre que ello se ajuste al mejor bienestar del menor.  De no ser ése el caso, tomará la decisión que entienda procedente a base de la prueba presentada y sujeto siempre al estándar mencionado, mientras el juicio del divorcio se sustancie y decida. En adición a lo anterior, el Tribunal podrá tomar cualquier medida que sea necesaria para adjudicar la custodia en bienestar de los menores.

 

(Código Civil, 1930, art. 98; Enmendado en el 1952, ley 11; 1998, ley 170; Noviembre 21, 2011, Núm. 223, art. 11.)

 

Nota Importante

 

Enmienda

 

-2011, ley 223 – Esta ley 223 enmienda este artículo en términos generales e incluye la Ley Protectora de los Derechos de los Menores en el Proceso de Adjudicación de Custodia.

 

Art. 99. Residencia. (31 L.P.R.A. sec. 342)


Si cualquiera de los cónyuges que litiga la disolución ha dejado, o declarado su intención de dejar, el domicilio conyugal, el Tribunal Superior le señalará una vivienda en la cual residir hasta la terminación del juicio. 

 

(Código Civil, 1930, art. 99; Enmendado en el 1976, ley 84) 

 

Art. 100. Pensión para alimentos. [Pendente lite] (31 L.P.R.A. sec. 343)


Si uno de los cónyuges no contase con suficientes recursos para vivir durante el juicio, el Tribunal de Primera Instancia ordenará al otro cónyuge que le pase una pensión alimentaria en proporción a los bienes propios de este de acuerdo a la posición social de la familia y en aquel caso en que la sociedad legal de gananciales no cuente con bienes de fortuna suficientes o los cónyuges hubieren otorgado capitulaciones matrimoniales.

 

En aquel caso en que la sociedad legal cuente con bienes de fortuna, el Tribunal de Primera Instancia podrá ordenar a petición de cualquiera de los cónyuges que se reconozca el derecho del cónyuge reclamante a ejercitar la coadministración de todos o parte de los bienes gananciales, o el acceso a un bien ganancial particular o suma líquida que le permita alimentarse, o ambos, o una pensión alimentaria sin que ello constituya un crédito o una deuda a cargo de las respectivas participaciones en el caudal ganancial al momento de la liquidación.

 

Para el caso anterior, el cónyuge reclamante no tendrá que probar necesidad inclusive durante el trámite del divorcio, excepto cuando reclame que se le conceda acceso a una suma líquida mensual que equivalga a más de la mitad del total de ingresos mensuales o bienes líquidos de la sociedad. 

 

(Código Civil, 1930, art. 100; Enmendado en el 1976, ley 84; 1999, ley 46) 

 

Art. 100A.- [Prohibido suspender o modificar planes de salud o seguros]


Cualquier persona que esté llevando a cabo un proceso de divorcio queda prohibida de suspender o modificar sin justa causa para ello los planes de cuidados de salud o seguros a beneficio de los hijos habidos en el matrimonio y de su cónyuge, de estos planes existir y estar vigentes durante el matrimonio. Dicha prohibición se activará al momento de radicar la demanda de divorcio en el Tribunal y culminará al advenir el divorcio en final y firme a menos que el Tribunal disponga lo contrario. Si la suspensión ocurrió seis (6) meses antes de surgir la causal de divorcio y radicar la demanda, la persona responsable de dicho plan o seguro deberá mostrar justa causa por haber realizado la suspensión.

 

(Código Civil, 1930; Julio 27, 2011, Núm. 151, art. 1, adiciona nuevo artículo 100A.)

 

Nota Importante

 

Enmienda

 

-2011, ley 151 – Esta ley 151 adiciona este nuevo artículo 100A y añade el siguiente artículo relacionado para su aplicación:

 

Artículo 2.-Esta Ley comenzará a regir inmediatamente después de su aprobación y aplicará a los casos pendientes ante los tribunales de Puerto Rico.

 

Art. 101. Deudas contraídas después de entablada la demanda. (31 L.P.R.A. sec. 345)


Desde el día en que el procedimiento de disolución se inicie judicialmente, no será válida ninguna deuda contraída ni transacción efectuada por cualquiera de los cónyuges sin la autorización del Tribunal, a cargo de los bienes gananciales. 

 

(Código Civil, 1930, art. 101; Enmendado en el 1976, ley 84)

 

Art. 102. Resoluciones serán inapelables; enmiendas. (31 L.P.R.A. sec. 345)


Las resoluciones del Tribunal Superior con motivo de este Capítulo, serán inapelables y se enmendarán por el tribunal cuando lo exijan las circunstancias de cada caso. 

 

(Código Civil, 1930, art. 102; Enmendado en el 1952, ley 11) 

 

CAPITULO 45. EXTINCION DE LA ACCION DE DIVORCIO


Art. 103. Reconciliación. (31 L.P.R.A. sec. 361)

La acción de divorcio se extinguirá por la reconciliación de las partes, ocurrida, bien después de los hechos que le sirvan de fundamento, o bien después de haber sido ejercitada judicialmente dicha acción. 

 

Art. 104. Derechos del demandante en nuevo pleito. (31 L.P.R.A. sec. 362)


En caso de reconciliación, el demandante no podrá ejercitar o continuar ejerciendo la acción que tuviere, pero queda en libertad de promover nuevo juicio por motivos ocurridos después de la reconciliación, y en tal caso podrá alegar las anteriores causas para corroborar su nueva acción.

 

CAPITULO 47. EFECTOS DEL DIVORCIO


Art. 105. Disolución del matrimonio y división de bienes. (31 L.P.R.A. sec. 381)

El divorcio lleva consigo la ruptura completa del vínculo matrimonial y la separación de propiedad y bienes de todas clases entre los cónyuges. 

 

Art. 106. Derogado. Ley Núm. 129 del 20 de Julio de 1979. (31 L.P.R.A. sec. 382)


 

Art. 107. Cuidado de hijos menores después del divorcio. (31 L.P.R.A. sec. 283)


En todos los casos de divorcio los hijos menores serán puestos bajo el cuidado y la patria potestad del cónyuge que el Tribunal, en el ejercicio de su sana discreción, considere que los mejores intereses y bienestar del menor quedarán mejor servidos; pero el otro cónyuge tendrá derecho a continuar las relaciones de familia con sus hijos, en la manera y extensión que acuerde el Tribunal al dictar sentencia de divorcio, según los casos. 

 

En todos los casos de custodia y patria potestad se deberá considerar el historial de conducta previa de violencia doméstica de los progenitores, para la determinación de los mejores intereses del menor. En este sentido se evaluará si ya ha sido beneficiario del programa de desvío establecido en el Artículo 3.6 y fuere convicto de cualesquiera de los siguientes delitos de maltrato (Artículo 3.1); maltrato agravado (Artículo 3.2); maltrato mediante amenaza (Artículo 3.3); maltrato mediante restricción de la libertad (Artículo 3.4) y la agresión sexual conyugal (Artículo 3.5) de la Ley Núm. 54 de 15 de agosto de 1989, según enmendada, conocida como "Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica". Será discrecional del Tribunal escuchar el testimonio del menor para la determinación de custodia y patria potestad.

 

El cónyuge que haya sido privado de la custodia y la patria potestad tendrá derecho a recobrarlas si acreditare ante cualquier sala competente del Tribunal Superior el fallecimiento del otro ex cónyuge o demostrase a satisfacción del tribunal que a los mejores intereses y bienestar de los menores conviene la referida recuperación de la custodia y la patria potestad. 

 

(Código Civil, 1930, art. 107; Enmendado en el 1935, ley 44; 1947, ley 3; 1950, ley 112; 1976, ley 100; 1999, ley 233 añade 2do párrafo) 

 

Art. 108. Derechos de los hijos. (31 L.P.R.A. sec. 384)


El divorcio no privará en ningún caso a los hijos nacidos en el matrimonio de ninguno de los derechos o ventajas que por la ley les están señalados o que les correspondan por razón del matrimonio de sus padres, pero tales derechos no podrán ser reclamados excepto de la manera y bajo las circunstancias en que su reclamación hubiese procedido si el divorcio no hubiese tenido lugar. 

 

Art. 109. Alimentos. (31 L.P.R.A. sec. 385)


Si decretado el divorcio por cualesquiera de las causales que establece el Artículo 96 de este código, cualesquiera de los ex cónyuges no cuenta con suficientes medios para vivir, el Tribunal Superior podrá asignarle alimentos discrecionales de los ingresos, rentas, sueldos o bienes que sean de la propiedad del otro cónyuge. 

 

El tribunal concederá los alimentos a que se refiere el párrafo anterior, teniendo en cuenta, entre otras, las siguientes circunstancias: 

 

(a) Los acuerdos a que hubiesen llegado los ex cónyuges. 

(b) La edad y el estado de salud. 

(c) La cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo. 

(d) La dedicación pasada y futura a la familia. 

(e) La colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro cónyuge. 

(f) La duración del matrimonio y de la convivencia conyugal. 

(g) El caudal y medios económicos y las necesidades de uno y otro cónyuge. 

(h) Cualquier otro factor que considere apropiado dentro de las circunstancias del caso. 

 

Fijada la pensión alimenticia, el juez podrá modificarla por alteraciones sustanciales en la situación, los ingresos y la fortuna de uno u otro ex cónyuge.La pensión será revocada mediante resolución judicial si llegase a hacerse innecesaria, o por contraer el cónyuge divorciado acreedor a la pensión nuevo matrimonio o viviese en público concubinato. 

 

(Código Civil, 1930, art. 109; Enmendado en el 1948, ley 90; 1952, ley 11; 1995, ley 25)

 

 Art. 109-A Derecho al hogar seguro (31 L.P.R.A. sec. 385-A)


a) El cónyuge a quien por razón del divorcio se le concede la custodia de los hijos del matrimonio, que sean menores de edad, que estén incapacitados mental o físicamente sean estos mayores o menores de edad o que sean dependientes por razón de estudios, hasta veinticinco (25) años de edad, tendrá derecho a reclamar como hogar seguro la vivienda que constituyó el hogar del matrimonio y que pertenece a la sociedad de gananciales, mientras dure la minoría de edad, la preparación académica o la incapacidad de los hijos que quedaron bajo su custodia por razón de divorcio. 

 

La propiedad ganancial que constituye el hogar seguro no estará sujeta a división mientras dure cualesquiera de las condiciones en virtud de las cuales se concedió. Disponiéndose que el derecho de hogar seguro podrá reclamarse desde que se necesitare, pudiendo ser reclamado en la demanda de divorcio, durante el proceso, o luego de decretarse el mismo. Una vez reclamado, el juzgador determinará lo que en justicia procede de acuerdo con las circunstancias particulares de cada situación.

 

El cónyuge que reclama el derecho a hogar seguro podrá retener todos aquellos bienes de uso ordinario en la vivienda.

 

Cuando se reclame el derecho de hogar seguro luego de decretado el divorcio, el mismo podrá ser concedido por el Tribunal que conoció del divorcio. 

 

(Código Civil, 1930; Adicionado en el 1997, ley 184)

 

Más información sobre divorcio


Encuentre aquí más información sobre divorcios en Puerto Rico. 

 

Si busca representación legal


ayudalegalpr.org no ofrece asesoría o representación legal. Si necesita ayuda de un abogado o abogada, consulte nuestro directorio de servicios gratuitos aquí.

 

Última revisión y actualización: Jun 25, 2019