Derechos de las personas de edad avanzada en centros de cuido, residenciales y hospitalarios

Por: Ayuda Legal Puerto Rico
Contents
Derechos de las personas de edad avanzada en centros de cuido, residenciales y hospitalarios Más sobre los derechos de las personas de edad avanzada Si busca representación legal

Al ser admitida en un establecimiento de cuidado público o privado, la persona de edad avanzada tiene derecho a: 

 

  • Ser informada de los servicios que ofrece el establecimiento y sus costos

 

  • Ser informada sobre su condición de salud.

 

  • Participar en la planificación de su tratamiento, a menos que por razones médicas esto no se recomiende y así lo diga su expediente.

 

  •  Negarse a recibir tratamiento experimental.

 

  • No ser discriminada porque el pago al establecimiento venga de una fuente particular. De dónde vengan los fondos paga pagar los servicios no puede condicionar su admisión, traslado o tratamiento. 

 

  • A tener opciones para obtener los servicios primarios que requiere su condición, bien sean legales, médicos, sociales, de asistencia tecnológica u otros.

 

  • A no ser trasladada o removida del establecimiento sin su consentimiento, excepto que la persona directora o administradora de dicho establecimiento le notifique con no menos de treinta (30) días de anticipación y le provea un plan para darle de alta del establecimiento en el cual se especifiquen las razones del traslado, si es que se ordena y se procede en contra de su voluntad.

 

  • A no ser objeto de abuso corporal, emocional o presiones psicológicas y en caso de que ocurra el abuso, cualquier persona facultada por ley tendrá potestad para remover a la persona de edad avanzada con su consentimiento. En aquellos casos donde la persona de edad avanzada no esté capacitada para tomar decisiones o esté incapacitada mentalmente, mediante la autorización del tutor legal, si existiese, o una orden del tribunal. 

 

  • A que  no se le administre medicamento alguno o se le restrinja física o químicamente, a menos que sea como parte de un tratamiento médico para una condición de salud determinada y que sea de conformidad con los estándares establecidos por la profesión médica para ese tratamiento. La naturaleza, cantidad y las razones para la administración de algún medicamento o restricción química se escribirá en el récord con prontitud.

 

  • A no ser restringida física o químicamente ni aislada excepto por razones terapéuticas para evitar que la persona se cause daño a sí misma, a otros o a la propiedad.

 

  • NO se utilizará la restricción para castigar o disciplinar a una persona, así como tampoco se usará la restricción para conveniencia del personal del establecimiento.

 

  • La restricción será usada únicamente por orden médica escrita. La orden debe detallar los datos, sus observaciones y la evidencia que dé base al uso de la restricción y a los propósitos para los cuales ésta será usada.

 

  • La orden deberá especificar, además:

 

- el término de tiempo de la restricción y

 

- la justificación clínica para dicho término de tiempo.

 

- Ninguna orden de restricción será válida por más de veinticuatro (24) horas.

 

- Si se requiere más restricción, se deberá expedir una nueva orden médica.

 

- La condición de la persona que ha sido restringida o aislada deberá ser revisada cada quince (15) minutos, y dicha revisión se hará constar en el expediente clínico.

 

  • A la privacidad de su correspondencia.

 

  • A recibir visitas, las cuales deben ser encaminadas a mantener los lazos familiares y planeadas en forma conveniente para la persona y sus visitantes, sin que se entorpezcan las labores del establecimiento.  

 

  • El establecimiento será flexible con las visitas de familiares y amistades que por causa justificada no puedan visitar en las horas señaladas.

 

  • A mantener comunicación con las personas que desee, incluyendo a la que le representa y con grupos comunitarios o intercesores, quienes podían visitar a las personas residentes a iniciativa propia.

 

  • A que se  le permita manejar sus propias finanzas o que se le rinda un informe sobre éstas, si esa responsabilidad fue delegada en otra persona.

 

  • A que los expedientes médicos y personales se mantengan confidenciales y sólo si la persona de edad avanzada es trasladada, éstos se moverán fuera de la institución.

 

  • A ser tratada con dignidad, tener privacidad durante el tratamiento y cuando recibe cuidado personal.

 

  • A que se le permita tener y usar ropa de su agrado y poseer espacio dentro de la institución, a menos que esto viole los derechos de las demás residentes o sea prohibido como parte de su tratamiento médico.

 

  • A que se le provea, si es casado o casada, de privacidad para las visitas de su cónyuge. Si ambas personas son residentes en la institución, se les debe permitir tener un dormitorio en común, siempre y cuando las facilidades del establecimiento así lo permitan.

 

Cuando una persona de edad avanzada sea admitida de manera voluntaria o involuntaria en un establecimiento residencial o médico-hospitalario tendrá ADEMÁS los siguientes derechos:


  • En todo el proceso de admisiones voluntarias a instituciones médico hospitalarias, casa de convalecencia, hogares sustitutos o a un servicio residencial de cualquier naturaleza, la persona de edad avanzada recibirá de su familia, persona tutora, agencia o profesional a cuyo cargo esté, todas las garantías procesales y sustantivas en derecho, como cualquier otra persona. 

 

  • Tales derechos estarán garantizados en la práctica a través de todo el período, terminación y seguimiento del tratamiento.

 

  • En casos de reclusión involuntaria, la persona de edad avanzada tendrá derecho a:  

 

- Solicitar y obtener de la persona directora del establecimiento residencial una vista para discutir tal reclusión. El establecimiento le      proveerá los medios de comunicación necesarios.

 

- Que esta no se extienda más del tiempo estipulado por las leyes y reglamentaciones correspondientes, a tono con su tratamiento.

 

- Solicitar y estar presente en vistas médicas o legales.

 

- Visitas y consultas de y con sus representantes legales personalmente, por carta, teléfono o cualquier otro medio legítimo de comunicación.

 

- Contratar los servicios de representación legal; o solicitarlo del tribunal, de la Corporación de Servicios Legales o de la Sociedad para Asistencia Legal si fuere indigente. 

 

- Tener una persona experta independiente para la evaluación del caso y, de no poder pagarlo, solicitarlo. 

 

 

Más sobre los derechos de las personas de edad avanzada


Encuentre más información sobre los derechos de las personas de edad avanzada aquí.

 

 

Si busca representación legal


ayudalegalpr.org no ofrece asesoría o representación legal. Si necesita ayuda de un abogado o abogada, consulte nuestro directorio de servicios gratuitos aquí.

 

 

Última revisión y actualización: Jun 30, 2019