Información básica sobre las órdenes de protección para animales

Por: Ayuda Legal Puerto Rico

¿Qué es la Ley Núm. 154 del 2008?


La Ley Núm. 154 del 2008, según enmendada, conocida como Ley para el Bienestar y la Protección de los Animales, permite que se pueda solicitar una orden de protección a favor de un animal. Este mecanismo permite quitarle el animal a la persona que lo maltrata o lo pone en riesgo, permitiendo proteger su vida y bienestar. En esta sección encontrarás información básica sobre qué es la orden de protección de  y cuándo puede solicitarse.

 

La orden de protección


La ley define la orden de protección como "todo mandato expedido por escrito bajo el sello de un tribunal, en el que se dictan las medidas a una persona que maltrata a un animal para que se abstenga de incurrir o llevar a cabo determinados actos o conductas constitutivas de maltrato y/o negligencia".

 

Esto significa que la orden de protección es una orden que emite un Juez o una Jueza y establece protecciones para el animal que ha sido abusado o maltratado por una persona.

 

Proceso


  • La orden de protección a favor de un animal se solicita en el tribunal. 
  • La orden de protección la puede presentar una persona interesada en el bienestar del animal. Puede ser una vecina o un vecino, un familiar de la persona agresora o una persona desconocida.
  • Si usted tiene evidencia, como fotos o testigos, es importante traerlos consigo el día de la vista.
  • Si el Juez o Jueza determina que sí hay riesgo para el bienestar del animal, removerá la custodia o le impedirá acercarse a la persona agresora.
  • La remoción del animal es por un tiempo definido hasta que se terminen los procesos para ver si hubo o no maltrato, es permitida por la ley.
  • También puede removerse al animal en casos de violencia doméstica o maltrato de menores donde se cree que el animal podría estar en riesgo, esto si la parte afectada lo requiere.
  • Al animal se le asigna una persona que le ofrece custodia provisional.

 

Violación de la orden


Violar esta orden de protección es un delito grave de cuarto grado.

Última revisión y actualización: Apr 15, 2019