Las necesidades especiales y el acomodo razonable

Por: AyudaLegalPR.org

     Además de las protecciones de la Ley de Vivienda Equitativa, otras leyes como la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973 y el Título II de la Ley de Americanos con Discapacidades (ADA, por su siglas en inglés) prohíben el discrimen contra personas discapacitadas en todos los programas y servicios que reciben fondos federales, incluyendo proyectos de vivienda pública. En Puerto Rico, la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada también prohibe el discrimen en la vivienda a personas con impedimentos.

      Una persona discapacitada es aquella que ha tiene cualquier condición física, mental o emocional que sea resultado de una enfermedad, una lesión, una condición congénita o un desorden emocional. Esta discapacidad debe limitarle sustancialmente una o varias de las actividades del diario vivir.  En el caso de vivienda, la condición o enfermedad de la persona no debe afectar su capacidad de adquirir, alquilar o hacerse cargo de la propiedad.

   Algunos ejemplos de discapacidades comunes pueden ser utilizar una silla de ruedas, enfermedades respiratorias o cardiovasculares, problemas de visión, VIH, retardación mental, depresión, adicción a alcohol o drogas legales. Bajo esta ley, sólo quedan excluidas de la protección aquellas personas que sean una amenaza a la seguridad o que sean usuarios de sustancias controladas.

¿Qué es un acomodo razonable?

     Las personas con necesidades especiales tienen derecho a solicitar acomodo razonable. El acomodo razonable es un cambio al reglamento, a la práctica o planta física del apartamento que tiene como objetivo garantizar que las personas con impedimentos puedan disfrutar de la vivienda en igualdad de oportunidades. Está permitido preguntarle a una persona qué acomodos razonables necesita para disfrutar de su vivienda. Un acomodo no es razonable cuando obliga al dueño o compañía de vivienda a realizar gastos o invertir recursos que resultan excesivos.

Algunos ejemplos de acomodo razonable:

  • Proveer rampas y acceso fácil para personas con problemas de movilidad
  • Instalación de barras de apoyo en la residencia
  • Permitir animales de servicio o asistencia emocional
  • Asignar un estacionamiento de impedidos
  • Proveer medios alternativos de comunicación, en sistema Braille, audio o con servicio de intérprete.
  • Proveer el contrato de renta y otros avisos en términos claros y sencillos.
  • Proveer un recordatorio a principio de mes para el pago de renta, si es solicitado

Leyes principales

  • American with Disabilities Act (Ley ADA), enmendado por American with Disabilities Act Amendment Act de 2008 (ADAAA).
  • Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada