Nuestro sistema de tribunales

Por: Ayuda Legal Puerto Rico
Contents
Sistema de Tribunales de Puerto Rico Directorios telefónicos de la Rama Judicial Si busca representación legal

Sistema de Tribunales de Puerto Rico

   


Nuestro sistema de gobierno se compone de tres ramas: la Ejecutiva, la Legislativa y la Judicial. La Rama Ejecutiva, que incluye al Gobernador o Gobernadora y a las agencias de gobierno, tiene el deber de implantar las leyes y desarrollar política pública.

 

La Rama Legislativa, compuesta de personas senadoras y representantes, es la que crea las leyes.

 

Por último, la Rama Judicial, que incluye a jueces, juezas y tribunales, tiene la obligación de interpretar la ley y resolver las controversias que surjan por el significado, alcance o aplicación de una ley. 

 

En nuestro País, el sistema de justicia es adversativo. Esto significa que en los procesos legales por lo general hay dos partes en controversia, quienes presentan argumentos y prueba ante un juez o jueza imparcial. Es esa persona neutral quien toma una determinación que pone fin a la controversia. También se dice que nuestro sistema es de “derecho rogado”, porque el Tribunal no puede decidir intervenir en una controversia por sí mismo, sino que le corresponde a las personas llevar su problema ante el Tribunal. 

 

En Puerto Rico existen 13 regiones judiciales. Estas son San Juan, Bayamón, Mayagüez, Ponce, Arecibo, Aguadilla, Fajardo, Humacao, Caguas, Carolina, Guayama, Utuado y Aibonito. A continuación, presentamos un mapa de tribunales preparado por la Rama Judicial, que incluye la ubicación de las Salas Municipales y Superiores del Tribunal:


  

 


Tribunal Supremo

 

La Constitución de Puerto Rico establece cómo debe funcionar esa Rama Judicial, sus funciones y deberes. La Constitución crea el Tribunal Supremo, que es el máximo foro judicial. El Tribunal Supremo es el tribunal de más alta jerarquía y, por tanto, se coloca sobre los demás tribunales. Por regla general, el Tribunal Supremo es el último foro al que se acude en un caso. 

 

El Tribunal Supremo está compuesto por una Jueza Presidenta y 8 Jueces y Juezas Asociadas, para un total de 9 jueces y juezas. Los 9 jueces y juezas deciden los casos por mayoría. El quórum que necesita el Tribunal Supremo para tomar una decisión es de 5 jueces. Esto significa que 3 jueces o juezas, la mayoría, puede decidir un caso. Esto es distinto si lo que se está decidiendo es si una ley o acción es inconstitucional. En esos casos se necesitará la mayoría absoluta de los 9 jueces y juezas. Es decir, solo se hará una declaración de inconstitucionalidad si 5 jueces y juezas votan de esa manera.

    

En sus decisiones, el Tribunal Supremo interpreta reglamentos, leyes o artículos de la Constitución para resolver una controversia legal. Las decisiones del Tribunal Supremo son muy importantes, ya que pueden establecer precedentes. Es decir, que esta decisión pueda aplicarse a casos legales futuros donde las partes tengan la misma controversia. Para que una decisión pueda convertirse en un precedente y aplicar a todas las personas, aún cuando no sean parte del caso, tiene que ser denominada como opinión por el Tribunal Supremo. Cuando el Tribunal Supremo llama sentencia una de sus opiniones, ésta decisión y la interpretación que se hace de la ley en ella sólo aplica a las partes que están en ese caso.

 


Tribunal de Apelaciones

 

El Tribunal de Apelaciones es un tribunal intermedio, ya que se encuentra entre el Tribunal de Primera Instancia y el Tribunal Supremo. Está compuesto por 39 jueces y juezas, quienes se dividen en paneles de, al menos, 3 personas. Cada caso es asignado a un panel, donde los jueces y juezas decidirán por mayoría. La decisión o sentencia del Tribunal de Apelaciones no es un precedente, sino que sólo aplica a las partes que están en ese caso.

 

El Tribunal de Apelaciones es el foro en donde se presentan las apelaciones. Las apelaciones son los escritos que prepara una parte que no está conforme con la decisión a la que llegó el Tribunal de Primera Instancia. La apelación es un derecho tanto en los casos civiles como criminales y se reconoce cuando las partes cumplen con las reglas y requisitos que impone la ley para apelar.

 


Tribunal de Primera Instancia

 

Por último, el Tribunal de Primera Instancia es el foro judicial donde comienza la gran mayoría de los casos civiles y criminales. Es aquí a dónde acuden las personas que quieren presentar una demanda o reclamación judicial para obtener un remedio o protección legal.  Hay distintas Salas dentro del Tribunal de Primera Instancia. Las Salas Superiores atienden todos los casos civiles o criminales que se presenten de acuerdo a la ley.  Por otro lado, y según la Ley de la Judicatura, las Salas Municipales atienden las siguientes controversias:

 

“(a) En lo civil:

 

(1) En procedimientos sobre estados provisionales de derecho dispuestos en la Ley Núm. 140 de 23 de julio de 1974, según enmendada,  conocida como “Ley sobre Controversias y Estados Provisionales de Derecho”.

 

(2) En toda petición de ingreso involuntario presentada al amparo de la Ley Núm. 408 de 2 de octubre de 2000, según enmendada, conocida como “Ley de Salud Mental de Puerto Rico”.

 

(3) En toda petición de orden protectora presentada conforme a la Ley Núm. 246 de 16 de diciembre de 2011, según enmendada, conocida como “Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores”.

 

(4) En toda petición de orden de protección presentada conforme a la Ley Núm. 54 de 15 de agosto de 1989, según enmendada, conocida como “Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica”.

 

(5) En toda petición de orden de protección presentada conforme a la Ley Núm. 284 de 21 de agosto de 1999, según enmendada, conocida como “Ley Contra el Acecho en Puerto Rico”.

 

(6) En los recursos de revisión por la expedición de un boleto administrativo bajo las disposiciones de la Ley Núm. 22 de 7 de enero de 2000, según enmendada, conocida como “Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico”.

 

(7) En las reposesiones bajo las disposiciones de la Ley Núm. 208 de 17 de agosto de 1995, según enmendada, conocida como “Ley de Transacciones Comerciales”.

 

(8) En todo asunto civil en que la cuantía en controversia, reclamación legal o valor de la propiedad en disputa no exceda de cinco mil (5,000) dólares, sin incluir intereses, costas y honorarios de abogado, incluyendo reposesiones, ejecuciones de hipoteca mobiliaria o decualquier otro gravamen sobre propiedad mueble cuya cuantía noexceda de cinco mil (5,000) dólares y reclamaciones bajo la Regla 60de Procedimiento Civil, según enmendada.

 

(b) En lo criminal:

 

(1) En la determinación de causa probable y expedición de órdenes para el arresto o citación y registro y allanamiento.

 

(2) En la determinación de causa probable y expedición de órdenes de aprehensión o detención de conformidad con las disposiciones de la Ley Núm. 88 de 9 de julio de 1986, según enmendada, conocida como “Ley de Menores de Puerto Rico”, y las Reglas de Procedimiento para Asuntos de Menores.

 

(3) Determinación sobre fijación y prestación de fianza en casos por delitos graves y menos graves, en etapas procesales anteriores al juicio.

 

(4) En la expedición de órdenes de encarcelación de una persona en las siguientes circunstancias:

 

(a) Detención preventiva.

 

(b) Confiscación al dejar sin efecto una fianza fijada.

 

(5) En la expedición de órdenes de excarcelación en casos de prestación de la fianza fijada.

 

(6) En los asuntos bajo la Regla 22 de las Reglas de Procedimiento Criminal, relativa a procedimientos ante el magistrado.

 

(7) En los procedimientos para recibir alegaciones de culpabilidad, imponer sentencia en infracciones a ordenanzas municipales.

 

(c) Árbitros o mediadores:

 

Los Jueces y Juezas Municipales podrán participar como árbitros o mediadores en la solución de conflictos, cuando sean así certificados de conformidad con la reglamentación aprobada por el Tribunal Supremo.

 

En las Salas de Investigaciones, que también son parte del Tribunal de Primera Instancia y son atendidas por Jueces y Juezas Municipales, esa donde se lleva a las personas a quienes se les imputa haber cometido un delito. En las Salas de Investigaciones también se pueden presentar querellas criminales y contraer matrimonio.  

    

En algunos Tribunales existen, además, Salas Especializadas en Casos de Violencia Doméstica. Estas Salas están diseñadas para atender las particularidades de los casos de violencia doméstica. Estas salas proveen un ambiente seguro para que las víctimas puedan solicitar remedios y protección. Cuentan con salas de espera separadas para la víctima, área para niños y seguridad especializada en el manejo de estos casos. Además, en estas Salas colaboran distintas organizaciones que permiten integrar servicios que son de gran utilidad para las personas solicitantes, tales como coordinación de servicios con el Departamento de la Familia y de Servicios Legales de Puerto Rico. Las vistas son cerradas al público general. En estas salas se pueden solicitar órdenes de protección, según permite la Ley Núm. 54.  Actualmente, hay Salas Especializadas en Casos de Violencia Doméstica en los siguientes Tribunales: San Juan, Utuado, Arecibo, Fajardo, Bayamón, Caguas y Carolina. Se espera que pronto se extiendan estos servicios a otras regiones.


Directorios telefónicos de la Rama Judicial


Encuentre aquí el directorio telefónico de los Tribunales de Primera Instancia por Región Judicial con sus correspondientes salas municipales.

 

Si busca representación legal


ayudalegalpr.org no ofrece asesoría o representación legal. Si necesita ayuda de un abogado o abogada, consulte nuestro directorio de servicios gratuitos aquí.

Última revisión y actualización: Apr 14, 2019