¿Qué hacer cuando un policía te detiene?

Por: Pro Bono Política Pública Penal- Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico
Contents
Conozca sus derechos Descargar aquí

Conozca sus derechos

Reglas básicas

  • Nunca discuta con el oficial.
  • Utilice un lenguaje adecuado.
  • Mantenga sus manos en el volante o en algún lugar donde el oficial pueda verlas.
  • Tenga control de sus gestos físicos, movimientos y reacciones.
  • Evite cualquier contacto físico con el oficial.
  • No resista físicamente algún registro.
  • Lo antes posible, anote todo lo que recuerde sobre el evento.
  • Identifique testigos, anote sus nombres, números de teléfono y verifique si tienen videos o fotos del evento.
  • Si está lesionado, retrate las lesiones y busque ayuda médica, de ser necesario.  

Detención vehicular

  • Ningún ocupante debe bajarse del auto, a menos que el oficial se lo requiera. Esta reacción podría dar base para su arresto.
  • Al ser requerido, presente su licencia de conducir y del vehículo.
  • Si recibe un boleto, acéptelo sin discutir con el oficial.
  • Si le requieren que se someta a prueba de aliento o de sangre, no se resista mediante fuerza física. Debe manifestar, de manera respetuosa, su oposición a la realización de dichas pruebas.
  • El oficial le podría registrar su auto sin orden judicial cuando entienda que existen motivos fundados para arrestarle. Ej. El agente advirtió la presencia de sustancias controladas en el auto.
  • Indique de forma clara:  “Oficial no consiento a este registro”. No discuta con el oficial.
  • El oficial no puede arrestarle por el mero hecho de que usted se oponga al registro del auto. 

¿Arrestado o arrestada?

  • Si está detenido, pero NO tiene claro si está bajo arresto:
  • Pregunte al oficial: “¿Estoy en libertad de irme?”
    • Si le contesta que SÍ: con calma, retírese.
    • Si le contesta que NO: usted está bajo arresto.
  • Si está arrestado, (1) invoque inmediatamente su derecho a permanecer en silencio y (2) solicite asistencia de abogado. Reclame verbalmente estos derechos. 
  • Todo lo que diga podrá y será utilizado en su contra.
  • Si los oficiales le hacen preguntas (Ej. una entrevista en un cuartel), reclame su derecho a permanecer callado. De lo contrario, se podría comentar su silencio si se determinara que la entrevista no constituyó un interrogatorio bajo custodia. 

Descargar aquí