Recursos que se presentan ante el Tribunal Supremo

Por: ayudalegalpr.org

Conozca sus derechos

 

Apelación

La apelación es un escrito que un tribunal está obligado a considerar. El Tribunal Supremo ve por apelación unos casos bien específicos como son las sentencias finales del Tribunal de Apelación donde se determinó que una ley, reglamento u ordenanza es inconstitucional bajo la Constitución de Puerto Rico o la de Estados Unidos o cuando existen sentencias del Tribunal de Apelaciones que son conflictivas entre sí.

Certiorari

El certiorari es discrecional, lo que significa que el Tribunal puede decidir verlo o no. Se ve por certiorari el resto de las sentencias o resoluciones del Tribunal de Apelaciones

Auto de certificación intrajurisdiccional

Se llama intrajurisdiccional porque es dentro de la misma jurisdicción (o autoridad) del Tribunal. Cualquier parte o el propio tribunal (ya sea el de primera instancia o el apelativo) pueden llevar un caso directamente al Tribunal Supremo cuando plantee que existen contradicciones entre sentencias del Tribunal de Apelaciones, que son cuestiones nuevas para el derecho o que son asuntos de alto interés público 

Auto de certificación interjurisdiccional

Se llama interjurisdiccional porque es entre dos jurisdicciones (la federal y la de Puerto Rico). Cualquier Tribunal federal puede certificar un caso al Tribunal Supremo de Puerto Rico para que atienda una pregunta o una cuestión de derecho local que no ha sido aclarada.

Recursos extraordinarios

Se pueden presentar por primera vez los recursos extraordinarios como el mandamus (para ordenar a un funcionario público, juez o corporación a que cumpla con su deber en ley), habeas corpus (cuando una persona ha sido encarcelada de manera contraria a la ley), quo warranto (para cuestionar la autoridad con la que se toma una decisión) o el auto inhibitorio (para pedirle a un juez que se abstenga de resolver un caso)

Querellas disciplinarias

Los procesos de disciplina ética contra los abogados y las abogadas sólo pueden llevarse a cabo por el Tribunal Supremo de Puerto Rico.