Tratamiento compulsorio en casos de adicción y salud mental bajo la Ley Núm. 67

Por: Pro Bono - Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Ponce

¿Qué es el tratamiento compulsorio?

  • Es el mecanismo para ordenar el tratamiento de manera obligatoria para una persona que no quiere someterse voluntariamente a tratamiento para su condición de salud mental. 

  • Este mecanismo se usa cuando la persona requiere intervención, pero no al nivel de una hospitalización.

  • Puede ser solicitado por cualquier persona mayor de 18 años que tenga interés en la recuperación de la persona para quien se solicita. 

  • La petición puede presentarse en Sala de Investigaciones o tribunal municipal más cercano al que resida la persona sujeta al tratamiento. Si la persona tiene ya un caso activo en el tribunal bajo la Ley 408, puede presentarse dentro del caso (para esto, se utiliza el formulario OAT 1747- Petición de Orden de Tratamiento Compulsorio). 

  • Usualmente, la petición debe estar acompañada de una recomendación médica de que la persona debería estar sujeta al tratamiento compulsorio. Si la parte peticionaria no cuenta con esa recomendación médica y/o la persona sujeta al tratamiento compulsorio no ha sido evaluada, el tribunal ordenará que un equipo de profesionales de la salud mental la evalúe y determine si la recomendación será que la persona sea sometida al tratamiento de manera involuntaria y compulsoria. 

  • El tribunal señalará una vista para discutir los resultados de la evaluación y determinar si ordenará el tratamiento compulsorio.

  • La persona sujeta al tratamiento compulsorio tiene que contar con representación legal en la vista en que se discutan los resultados de la evaluación.

  • Si el tribunal ordena el tratamiento compulsorio para la persona, esta viene obligada a cumplir con el tratamiento, so pena de desacato. Esto implica que, de incumplir con la orden del tribunal, podrán imponérsele sanciones económicas o hasta ordenarse su arresto, depende de las circunstancias. 

  • El tratamiento compulsorio durará el tiempo que la persona tarde en recuperarse y demostrar que puede continuar su tratamiento de forma voluntaria. Para esto, el tribunal tomará em consideración las recomendaciones médicas. 

  • Cuando la persona esté sujeta a tratamiento compulsorio, el proveedor de servicios de salud mental rendirá informes al tribunal, cada 3 meses, para informar el progreso de la persona. El tribunal celebrará vistas de seguimiento en la frecuencia que sea necesaria para monitorear el progreso de la recuperación de la persona. 

Proceso bajo la Ley Núm. 67

  • La Ley Núm. 67 es la ley que crea  la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA). Esta agencia es responsable de prevención y tratamiento de casos de drogas, alcoholismo y salud mental.

  • ASSMCA deberá admitir para diagnóstico, tratamiento y rehabilitación en las instalaciones bajo su poder a personas con desórdenes mentales y/o adicciones de escasos recursos cuando lo ordene el Tribunal o se solicite voluntariamente.

  • Esta ley permite a la Administradora de ASSMCA  que cuando obtenga evidencia de que una persona mayor de 18 años es adicta a drogas narcóticas o alcohol presentar, por conducto de la Secretaria de Justicia, una petición al Tribunal para que ordene su ingreso a una institución para tratamiento y rehabilitación (esto requiere involucrar a una fiscal). 

  • La petición debe venir acompañada de una certificación de la Administradora de que están disponibles las instalaciones apropiadas para lograr el objetivo. 

  • El tribunal citará a una vista a los únicos efectos de determinar si existe causa para intervenir con la persona y ordenará una evaluación de la persona.

  • De conceder la petición, el tribunal ordenará el ingreso inicial de la persona. 

  • La institución tiene 5 días para evaluar a la persona y tiene 5 días desde que la evalúa para rendir un informe (10 días)

  • Este informe deberá contener una conclusión de si la persona es adicta o no a drogas o alcohol. 

  • Este informe de evaluación lo realiza el personal designado por la ASSMCA. No hay especificaciones en ley de quién(es) debe(n) ser ni sus capacidades. 

  • Una vez rendido el informe, se celebra una vista en el tribunal que inició el proceso. A base de la evidencia, el tribunal determinará si la persona es adicta o no. 

  • Si el tribunal determina que lo es, ordenará su ingreso en una institución para la rehabilitación que provea la ASSMCA. 

  • La orden es para tratamiento compulsorio, hasta que reciba todo el tratamiento que pueda ofrecérsele  o hasta que la Administradora solicite el relevo del tratamiento y el Tribunal luego de oírle decidirá si esta debe continuar o no. 

  • La dirección de este proceso la tiene la ASSMCA, la persona no tiene participación activa y no se considera su voluntad en el proceso de recuperación. 

  • Las personas de apoyo y familiares no tienen participación activa ni juegan un papel principal en el tratamiento o la recuperación de la persona. 

NO se trata de un proceso criminal
  • Tampoco crea una convicción que afecte el récord de la persona.  Esta ley busca el mayor bienestar de la persona que padece alguna condición de salud mental o adicción. 
  • Este proceso se utiliza para determinar si una persona adulta es adicta al uso de sustancias controladas o alcohol y requiere de una admisión involuntaria para lograr su rehabilitación. 

¿Qué ocurre si transcurre un año y la persona no ha sido dada de alta?

Transcurrido el año de tratamiento, el Tribunal citará a la persona encargada del mismo para que le muestre las razones de por qué no se ha dado de alta. En esa ocasión el Tribunal determinará si la persona ha recibido el máximo de tratamiento y en ese caso mediante Resolución ordenará que se dé de alta a la persona.

¿Qué ocurre luego que la persona es dada de alta?

La persona tendrá el deber de comparecer ante ASSMCA regularmente a unas visitas para determinar si ha vuelto a su adicción o no.  Este proceso tendrá una duración de 2 años desde que terminó el tratamiento. Si se niega a comparecer por voluntad propia, será obligada por el Tribunal.

¿Estar en tratamiento puede ser usado en contra de la persona en un proceso judicial?

NO. Ningún informe relativo a exámenes físicos o mentales de la persona sujeta de este procedimiento o ninguna otra evidencia obtenida durante o a consecuencia del procedimiento aquí establecido, podrá ser dado a la publicidad o ser utilizado en su contra y no será admisible en ningún proceso judicial que se inste contra la persona.

Si la persona adicta está privada de libertad, ¿también se le ofrecen los tratamientos de rehabilitación?

Sí, el caso se evalúa y si la persona confinada cualifica se recomendará su traslado a una institución de la administración de ASSMCA. La decisión final del traslado estará a cargo de la persona Administradora de Corrección.

El tiempo que la persona confinada esté sujeta al tratamiento y rehabilitación le serán acreditados a su sentencia. Si se le concede algún permiso de privilegio para visitar su hogar como parte del tratamiento, el tiempo de la visita también será acreditado a su sentencia siempre que la persona muestre buena conducta durante la misma.

¿Se ofrecen los servicios a personas menores de edad adictas a drogas narcóticas o alcohol?

Sí, en este caso ASSMCA debe obtener una autorización del padre o madre, persona tutora o a cargo de la persona menor para poder ofrecerle el tratamiento y la rehabilitación.

Si por alguna razón la persona encargada se negare a autorizar a ASSMCA, esta última podrá pedirle el permiso al Tribunal.

¿A quién le corresponde pagar por los servicios del tratamiento y la rehabilitación de esta ley?

  • Personas en la libre comunidad: Dependerá del plan médico que tenga la persona. Si no tiene plan médico o no puede costear servicios, recurrirá a los servicios que provee el Gobierno mediante sus instituciones de salud.
  • Personas privadas de libertad: Es responsabilidad del Departamento de Salud y la Administración de Corrección los costos incurridos por ASSMCA o por programas privados debidamente licenciados por los servicios prestados a personas confinadas.

¿En qué se asemejan el tratamiento compulsorio de la Ley 408-2000 y el de la Ley 67?

  • Los procesos son en privado.

  • Se reconoce el derecho a estar representada legalmente mientras dure el tratamiento.

  • El tribunal puede ordenar el ingreso involuntario por un término inicial para que la persona sea evaluada. 

  • Se rinde un informe al tribunal con el resultado de la evaluación.

  • El contenido del informe no puede hacerse público (se mantiene confidencial).

  • Son procesos civiles, no son procesos criminales. No dañan récord. 

  • Se rinden informes periódicos al tribunal sobre el progreso de la persona. 

¿De dónde sale esta información?

Agradecemos al Pro Bono de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Ponce y Jennifer Ortíz Rivera por su colaboración en este diseño. 

Este contenido educativo hace referencia a la Ley de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción

Más información

Para más información sobre temas de salud en ayudalegalpr.org presione aquí.

Si busca representación legal

En ayudalegalpr.org encontrará información legal que debe utilizar según su mejor criterio y necesidad. Si usted necesita representación legal, visite nuestro directorio de servicios legales gratuitos

Última revisión y actualización: Nov 14, 2022
¿Fue útil esta información?
Volver arriba